Origenes y Patrón

 

 

Origenes

 

 

¡Es una raza que hemos creado a base de aves que, aunque escasas, existen aún en algunos cortijos de Extremadura. Estas gallinas, como todas las autóctonas que se encuentran en el medio rural, tenían una gran heterogeneidad en colorido, pero mostrando siempre la existencia del gen Bl que produce el color gris ceniciento que denominamos <<azul>>. Los cortijos en donde se consiguieron las aves que han servido de base a nuestro trabajo de uniformado y selección están situado en la comarca de La Serena (Badajoz), en las proximidades de la Coronada , Villanueva y Campanario. Encontramos éste y otro tipo de aves, segregando en múltiples coloridos, en los siguientes cortijos: <<La tiesa>>, de Jerónimo de la Peña; <<Pedorra>>, de Manuel Calvo; <<Los Valverdes>>, de Serafín Mendoza de la Peña, y <<Quintillo>> de José Cerrato García. Fuera de esta comarca también conseguimos algún material, aunque escaso, en Mirandilla, pueblo próximo a Merida. El numero de aves extremeñas de las que partimos fue de unas 20 a 25 entre machos y hembras, más un sustancioso número de huevos fértiles de los que algo se aprovechó al definirse su fenotipo de adulto. La cifra definitiva de animales prtadores del gen azul fue lógicamente menor, pero es la que ha dado lugar a la población actual, toda ella con dicho gen. Se han hecho gestiones para conseguir aves de otros cortijos donde hemos comprobado la existencia de gallinas <<azules>>: en Casar de Cáceres en Monterrubio de la Serena. Aunque aún no hemos incorporado animales de esta zona, esperamos se haga en brehve, ya que los cortijos los tenemos bien localizados.

Como toda raza con el gen <<Bl>>, sólo el ave heterocigótica (Blbl) es azul, siempre que esté presente el gen responsable del color negro (E). La segregación es similar a la de la Andaluza Azul, con unas proporciones de : 1/4, 1/2 y 1/4, para los colores negro, azul y blanco sucio, respectivamente. Por lo demás, es ave de tipo atlántico, sin que sea perfectamente representativa de dicho formato. Y hacemos esta advertencia pues, aunque no tiene, en absoluto, la morfología clásica de la mediterránea, es una gallina algo más ligera que la semipesada de la cornisa cantábrica. La cresta es sencilla (rr;pp)aunque pequeña, y la orejilla roja. La piel es amarilla (ww) y la pata verde (ww; idid).En su momento, y lo más pronto posible, rataremos de que se defina un patrón para esta nueva raza.

En cuanto a características productivas, no tenemos aún datos definidos, pues sólo ha pasado por la fase de su formación, con mucha eliminación de ejemplares anómalos y reproducciones únicamente dirigidas a la citada uniformidad como objetivo primordial. Pero por ser de origen campestre, no haber sido nunca seleccionada para una mayor puesta y por proceder del tronco de las semipesadas, su producción no ha de pasar, hoy por hoy, de unos 120 huevos al año, de un tamaño aceptable (60 a 65 gr) y con cáscara morena pero no excesivamente oscura.

Su censo actual, en nuestro programa de <<El Encín>>, es de escasamente un centenar de aves entre las homocigóticas y las heterocigóticas para el gen Bl. Convendría la aportación de más material autóctono para disminuir el peligro de la consanguindad; lo que, como acaba de decirse, es un logro próximo a conseguir. Si se interesara alguna institución de Extremadura, podría comenzarse allí una labor de extensión de esta raza, como ya se hacea en el País Vasco y en otra regiones del Norte con la Eusko-oiloa, y en Cataluña con alguna de sus razas o variedades.

Dato interesante para su consevación es el interés que se han tomado en el Parque Natural de Monfragüe, donde ya crían gallinas Castellana y Pardo de León. La inclusión en él de la Extremeña es cosa que podría hacerse en breve. La excelente idea del promotor del Parque, Jesús Garzón, sobre la conservación de razas de animales domésticos en su caserío central, es un hecho muy positivo y a imitar, para añadir una variante más a esta difícil labor en la que nos hemos comprometido todos aquellos a los que nos preocupa la posible desaparición de nuestras razas autóctonas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto extraída del mismo libro.

OROZCO, F; 1989. Razas de gallinas españolas.

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Servicio de Extensión Agraria.

Ediciones Mundi-Prensa.

 

 

 

Patrón de la Raza

 

 

ORIGEN Y CARACTERÍSTICAS GENERALES

 

En la búsqueda de aves autóctonas por diversas regiones de España, visitando cortijos en la comarca de La Serena, provincia de Badajoz, en especial en los alrededores de La Coronada, se encontraron, junto a aves de gran heterogeneidad de colorido, algunos ejemplares con un color gris ceniciento tirando a azulado y con patas verdosas, que representaba una novedad por ser muy diferentes al resto de las gallinas allí criadas con coloridos más similares a los de aves camperas. Su tipo o formato era de tal constitución que, podía considerarse intermedio entre el "mediterráneo" y el de la cornisa cantábrica. Recogiendo unos pocos ejemplares, después de reproducirlos en unas pocas generaciones en la finca El Encín del INIA en Alcalá de Henares, se decidió comenzar la selección para lograr una uniformidad bien patente, eliminando las aves que diferían en caracteres de colorido y morfología, al ser distintos a los deseados para constituir una raza bien definida. Afortunadadmente aparecieron más aves en aquellas región y zonas colindantes, con lo que tanto la Junta de Extremadura como diversos criadores aficionados se interesaron en la raza y tienen ya lotes my uniformes. Es una gallina muy rústica ideal para tenerla en casa de campo; los gallos tienen buena carne.

 

Plumaje: No muy ceñido y de plumas redondeadas.

Huevos: De 60 gr. mínimo, morenos pero no demasiado oscuros.

Peso: Gallo alrededor de 3,6 kg. - Gallina alrededor de 2,5 kg

Diámetro de las anillas: Gallo 22 - Gallina 20

 

MORFOLOGÍA DEL GALLO

 

Cabeza: Larga y ancha.

 

Cara: Lisa, llena y de color rojo vivo.

Cresta: Tamaño mediano, sencilla, recta y con cinco o seis dientes; está bien asentada en la cabeza pero el espolón no está

pegado, sino que se desvía ligeramente de la línea del cuello; de color rojo vivo.

Barbillas: No muy largas, lisas, redondeadas, y de color rojo vivo.

Orejillas: De tamaño mediano, pegadas a la cara, lisas, lanceoladas y de color rojo.

Pico: Fuerte, vigoroso y curvado en la punta, de color negro con la punta de color córneo amarillento.

Ojos: Grandes y redondeados, de color castaño rojizo.

Cuello: De longitud mediana, poco arqueado, con plumas de la esclavina abundantes que descansan claramente en los

hombros del ala.

 

 

Tronco: Ancho, profundo y bastante largo.

 

Dorso: Ancho, de longitud mediana, inclinando de delante hacia atrás y con abundantes caieles.

Pecho: Ancho, profundo y redondeado.

Cola: De tamaño medio, hoces bien curvadas pero no demasiado largas, formando en el arranque un ángulo de 45º con la

horizontal.

Abdomen: Ancho y bien desarrollado.

 

Extremidades

 

Alas: Bien pegadas y ceñidas al cuerpo.

Muslos: Tamaño medio, fuertes, bien formados y rectos.

Tarsos: Más bien largos, gruesos, fuertes y de color verde más o menos intenso, con cuatro dedos, fuertes y rectos, de color

verde.

 

Color del plumaje

 

Esclavina, dorso, hombros, silla, caireles: Azul oscuro y lustroso.

Alas, cola, muslo, subcolor y plumón: Azul pizarra.

Cuerpo y pecho: Azul pizarra con ribeteado de azul más oscuro.

 

MORFOLOGÍA DE LA GALLINA

 

 

 

Barbillas: Menos redondeadas en la punta que las del gallo.

Pico: Menos curvado que el del gallo.

Cresta: Recta, sencilla y no demasiado grande (en algún caso puede estar algo curvada hacia un lado).

Cola: Formando un ángulo entre 35º y 45º con la horizontal.

Dorso: Menos inclinado que el del gallo.

 

Color del plumaje

 

Cabeza y cuello: Azul pizarra, más oscuro en cabeza y cuello.

Resto del cuerpo: Azul pizarra con ribeteado de azul más oscuro.

 

VARIEDADES

 

Respecto al color del plumaje, tanto en machos como en hembras, se admitirán dos variedades: una la descrita anteriormente; y otra igual que la descrita pero sin ribeteados.

 

Debido a la segregación del color azul, se pueden aceptar las aves negras y las de color blanco salpicado de gris, siempre que se expresen como: Raza Extremeña Azul, segregación negra, o segregación blanca salpicada de gris. Y, ante todo, que en el resto de su total morfología sean idénticas a la azul expuesta aquí.

 

DEFECTOS GRAVES O DESCALIFICACIONES

 

Blanco en la orejilla si ocupa más de un tercio. Cualquier pluma roja o plateada en el plumaje. Huevos de cáscara blanca.

 

2009 - 2017 La Gallina Azul. Reservados todos los derechos del autor